Los libros arden mal, de Manuel Rivas

02 septiembre 2016 -
¡Hola a todos! ¿Qué tal han ido las vacaciones? Por mi parte, como veis, de remodelación (nuevamente) del blog, no sé si os gustará el nuevo nombre o el nuevo diseño, pero espero que sigáis disfrutando del contenido pese a todo. Dicho esto, vamos a por la primera reseña de la nueva etapa.



Quizás porque, como señala Lupercio Leonardo de Argensola, "los libros han ganado más batallas que las guerras", porque, parafraseando a Ricardo León, los libros hacen pensar y el pensamiento nos hace libres o porque "las guerras empiezan por las palabras", como afirma el escritor de la obra que reseño hoy, la quema de libros ha sido un acto recurrente a lo largo de la Historia. Tal vez por esto mismo, Manuel Rivas trueca Los libros arden mal en un homenaje a todos los libros quemados, destruidos, convirtiendo la quema de libros que se realizó en la Dársena y la plaza de María Pita de A Coruña el 19 de agosto de 1936 (tras el Golpe de Estado contra el Gobierno de la Segunda República y el mismo día que asesinaron a Federico García Lorca) en el eje central de la novela.
Quema de libros en la Dársena de A Coruña.
Los libros arden mal comienza con 4 capítulos que podrían considerarse, aunque no lo son, introductorios antes de empezar con la novela en sí en el capítulo llamado "Arden los libros", a partir del cual seguirán 85 capítulos más en los que el tiempo va y viene desde 1936, tiempo no muy lejano aunque lo parezca, hasta finales del siglo XX.

Santiago Casares Quiroga,
personaje real de la novela.
También vienen y van los personajes, algunos ficticios y otros reales* (muchos hubiésemos preferido que algunos de éstos fueran ficticios igualmente), de los que vamos conociendo su historia en capítulos alternos y con voces en primera o tercera persona (esto dificulta un poco su lectura al principio, pero no tardas en mucho en coger el ritmo ni la estructura del libro). Unos personajes de lo más variopinto que no se dividen en principales y secundarios, puesto que es una novela coral, sino en republicanos y falangistas.

Sin embargo, el protagonismo de la palabra (oral o escrita) y de los libros, se mantiene a lo largo de toda la novela. Tal vez sea por ello que Rivas cuida tanto su lenguaje, selecciona tan bien las palabras, describe minuciosamente las situaciones (pero sin resultar excesivo ni pesado, al revés) y mide al milímetro el vaivén de las letras, su entonación y su compás, porque, sí, las frases de Manuel Rivas tienen compás, 'escribe en rachas de viento y oleadas de mar' (copiando una de las frases de la obra) y la novela es pura música. Y quizás sea por esto que una historia dura se transforma, mágicamente, en una historia bonita.

Lo sé, es difícil de creer que una trama en la que se cuentan las atrocidades que se llevaron a cabo durante y después de la Guerra Civil pueda resultar bonita. Pero..., es que éstas quedan en segundo plano cuando te contagias del optimismo, la vitalidad y la lucha por la supervivencia de los afectados. Y en tercero cuando te centras en el valor que le da a las palabras, a los libros y a las bibliotecas, cosas que no todo el mundo sabe valorar o apreciar, por lo que es muy de agradecer que alguien ponga en relieve lo que los libros y las bibliotecas suponen para la sociedad.

Sin duda es una novela original, cargada de magia y simbolismo. Una joya de obra.

PD. Como muestra del estilo y de la musicalidad de la que os hablo, os dejo un fragmento del libro leído por el propio Manuel Rivas.



*Personajes reales aparecidos en la novela: Santiago Casares Quiroga, Carl Schmitt, Ánxel Casal, Manoel Antonio, Luis Huici, Juana Capdevielle, María Corredoira, Lolita Díaz ValiñoCarolina Michaëlis, Manuel Rodrigues Lapa, Mijail Bajtin, Hans Kelsen, Rosalía de Castro, Manuel Murguía, Friedrich Hölderlin, Salvador de Madariaga, Valentín Paz-Andrade, Manuel Seoane, Agustín de Foxá, Eugenio Montes, Barry Goldwater, Rogelio Caridad Pita, entre algunos más.
** Mi intención antes de reseñar este libro era la de reseñar la última novela del autor, El último día de Terranova, pero... encontré algunas similitudes entre las dos y es por ello que quise releer ésta y reseñarla en primer lugar para después, cuando publique la otra, poder hablaros de las semejanzas que he mencionado.

Mi puntuación:

RIVAS, Manuel. 2007. Los libros arden mal. Traducción de Dolores Vilavedra. Madrid: Punto de lectura.

Resumen: He aquí la historia dramática de la cultura. La pesadilla que vive la ciudad no es una ficción. Sí, es verdad. Están quemando las bibliotecas de los ateneos, del centro de estudios Germinal, del señor Casares... El humo no levanta el vuelo. Es pegajoso. Huele a carne humana. En esta novela, las vidas de los libros, las personas y el lenguaje se cruzan y entrelazan en un intenso relato de suspense que transcurre desde el siglo XIX hasta nuestros días, entre la atrocidad autoritaria y la indomable libertad. La lavandera que ve películas en el fluir del río, el boxeador anarquista, el balón del Diligent, el cantante de tangos, la cabeza de la mujer negra, la Rosa Taquigráfica, el coleccionista compulsivo de Biblias...

(Imagen propia: © Todos los derechos reservados)

2 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer sobre la Guerra Civil. Hasta ahora sólo he leído La guerra de mi abuelo y La lengua de los secretos porque mi abuelo perdió a buena parte de su familia en la guerra y es un tema muy duro para mí.

    Este libro puede ser un buen comienzo. Por lo que cuentas, aunque duro, también es bonito así que puede ser una buena manera de aprender sobre esa guerra que a día de hoy sigue manteniendo España partida en dos.

    Gran reseña, milady.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier libro sobre la guerra civil será duro, no nos vamos a engañar. Pero... si le coges el punto a la forma de narrar de Manuel Rivas, que es muy característica, este libro es una simple delicia, sobre todo para cualquier amante de los libros, por ese homenaje que les hace.

      Cuando te animes a leerlo, me cuentas ;)

      Muchas gracias, guapa!!

      Eliminar

Cada comentario que dejas es una inyección de motivación, así que no seas tímido... ¡Mil gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...