El silbido de la serpiente, de Aída del Pozo

03 agosto 2016 -
¡Hola cronisteras y cronisteros! ¿Qué tal? Yo de vuelta de las vacaciones (si seguís mi perfil personal en Twitter (@SandraBlogCLCM) habréis visto que he estado unos días en Galicia), que han sido cortitas pero intensas y en las cuales he aprovechado para hacer alguna visita literaria, pero bueno, que esta entrada no es para daros envidia, jajaja, ¡¡vamos al grano!! (Anuncio: por cierto, si vosotros también os vais de vacaciones y no os queréis perder nada del blog, os podéis suscribir y recibir las entradas en vuestro correo electrónico).


La reseña de hoy es especial para mí, ¿por qué? porque fue la mismísima escritora, Aída del Pozo, la que se puso en contacto conmigo para presentarme su primera novela El silbido de la serpiente y ponerla a mi disposición para leerla y darle mi opinión a través del blog, como veis, una gran responsabilidad.

Debo reconocer que cuando leí el resumen del libro no me llamó mucha la atención, parecía una novela negra más de la que no sabía muy bien qué me iba a encontrar, pero... cuando empecé a leerlo me enganchó.

En El silbido de la serpiente, Aída del Pozo mezcla parte de novela negra y thriller psicológico, la cual lleva la 'voz cantante' y parte de novela erótica, que complementa y reafirma la anterior, en una trama en la que el hilo de unión es la violencia, centrada en el poder de dominio sobre el otro, la posesión.

Asimismo, sirven como nexo los tres protagonistas de la historia: uno principal y dos secundarios que orbitan alrededor del anterior.  El protagonista principal es el claro ejemplo de que la maldad en las personas no siempre es intrínseca, en este caso viene determinada por las circunstancias y experiencias vividas, por el pasado que no siempre se olvida, por la inseguridad creada, por la búsqueda de nuestro lugar en el mundo; lo cual no justifica los hechos llevados a cabo por este personaje, ni mucho menos, pero sí los explica. Mientras, los protagonistas secundarios, juegan el papel de las moscas que caen en la tela de araña, sumisos, enamorados, pilares ideales en los que sostenerse. Cada uno de ellos está muy bien trazado, con una personalidad y forma de ver las cosas propia, con un desarrollo psicológico bien planeado; sin embargo, y a pesar de su evolución a lo largo de la historia, no he conseguido empatizar con ellos, puedo llegar a entender (con un poco de esfuerzo, eso sí) al personaje principal, pero me cuesta mucho comprender, sobre todo, a uno de los personajes secundarios puesto que yo no actuaría del mismo modo.

Contada en primera persona por cada uno de los personajes (cada uno con su visión de los hechos y sus experiencias) con un lenguaje coloquial y sin tapujos ni remilgos, rozando a veces lo soez si así lo requiere la escena, Aída del Pozo nos va desgranando, poco a poco, a base de pequeñas pistas y jugando a la ambigüedad, la vida del personaje principal pero... sin llegar a  relevarnos quién es en realidad hasta el final. Lo anterior, unido a los giros inesperados que te vas encontrando desperdigados a lo largo de la trama, hace que tu curiosidad aumente y continúes leyendo, a ritmo acelerado, con ganas de saber el desenlace. No obstante, he de ponerle un pero y éste es que, para mi gusto, las escenas eróticas se hacen un tanto repetitivas en algunos momentos de la novela (aun dándole el aporte original y complementando ésta) llegando a eclipsar la trama psicológica y negra, la cual considero que tiene mayor fuerza, pero, a pesar de ello, es un buen debut y recomiendo su lectura.



POZO, Aída del. 2015. El silbido de la serpiente. Amazon. 210 p. ISBN 9781533401991.

Resumen: Llevo años sintiendo que soy un caparazón vacío. Me levanto cada mañana con la necesidad de hacerme con lo que los demás poseen y de lo que yo carezco: ese halo invisible que dota a las personas de sentimientos y distingue a los seres humanos de las bestias. Hace mucho tiempo que llegué a la conclusión de que no tengo alma. ¿Nací sin ella? Quizás la tuve pero me la robaron cuando mi padrastro se metió en mi cama con el tácito consentimiento de mi madre. Sin embargo, Candy, la mujer con la que convivo, se empeña en convencerme de que la poseo. Insiste en que la mía es un alma atormentada y llena de recovecos oscuros y profundos secretos, pero que está atrapada en este cuerpo que ella venera, clamando para que yo deje de creer que tan solo soy una carcasa. Quiso mostrármela a través del retrato que me hizo hace unas semanas. Entonces creí verla por un instante… Sin embargo, en mis amaneceres aún no existen días de primavera. Más allá de mis cuatro paredes todo me parece una cloaca y la gente me importa poco pues de los zombis que pululan a mi alrededor, solo necesito una cosa: sus almas. Y ahora debo salir a cazar. Tengo tanta hambre…

(Imagen de la entrada: collage con la cubierta de la novela e imagen de serpiente).

Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo

4 comentarios:

  1. ¡Tiene buena pinta! Lo dejo anotado que por lo que dices, la trama parece muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunta, apunta, que creo que te gustará... ;)

      Eliminar
  2. No me llama demasiado esta vez, sobretodo por el género. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí al principio me pasó lo mismo, pero luego me gustó, es una novela curiosa :)
      Un beso!

      Eliminar

Cada comentario que dejas es una inyección de motivación, así que no seas tímido... ¡Mil gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...