Contacto

Hola, si quieres ponerte en contacto conmigo 
(ya seas lector y/o seguidor del blog, autor
o editorial, o las tres cosas a la vez)
para hacerme alguna 
propuesta, sugerencia o plantearme
cualquier 
duda, puedes hacerlo a través del
formulario.

También puedes contactar conmigo a través 
de las redes sociales que encontrarás en el 
menú superior del blog.

Y, por último, si lo prefieres o necesitas 
mandarme un documento adjunto 
puedes escribirme a:
estandocallada@gmail.com.

Sea como sea, intentaré contestarte lo
antes posible. ¡Gracias!

Trilogía Animal, de Katherine Pancol

¡¡¡Hola cronisteras y cronisteros!! ¿Qué tal el fin de semana, las vacaciones? Hoy sí, la reseña vuelve a su día habitual: los lunes, para empezar la semana con buen pie y, además..., hoy os traigo triple reseña.

La Trilogía Animal de Katherine Pancol (compuesta por los títulos que se ven en la imagen de cabecera, en orden de, nuestra, izquierda a derecha) es una trilogía bastante polémica, pero no por la historia narrada en ella, no, lo es por las opiniones tan extremas que crea en sus lectores que o bien les encanta o bien la detestan. En mi caso, me declaro neutra, jejeje, me ha gustado, pero tampoco me ha fascinado... ¿los motivos? a continuación.

Las novelas que conforman la trilogía se podrían clasificar dentro de la categoría de novela 'realista' (creo que hay que ir aumentando los subgéneros de novelas, se empiezan a quedar cortos), en el sentido de que cuenta la realidad del día a día de una familia en la época actual con algunas pretensiones de lo que podría considerarse realismo mágico (bueno, más bien, presupongo que esa era la intención de la autora, pero no lo tengo muy claro). Partiendo de aquí, como decía, la trilogía gira en torno a una familia cuyo eje es Josephine Cortés: sus hijas Hortense y Zoé, su marido Antoine, su madre Henriette, su hermana Iris, su cuñado Philippe, su sobrino Alex, su amiga Shirely, el hijo de su amiga, Gary, y su padrastro Marcel  (ya, ya sé, parece un poco lioso, pero no lo es), que viven las mismas situaciones que muchas familias: desamores, amores, riñas, amistad, complicaciones laborales, etc. 

Por otra parte, el lenguaje utilizado es muy sencillo, muy coloquial, a veces cursi, incluso "infantil", pero también es ligero y ameno, con lo cual pasas páginas y páginas si apenas darte cuenta. En cuanto a los personajes, a los cuales presenta casi desde un principio, he de decir que, aunque están bien definidos y cada uno tiene su papel, los roles que representan cada uno de ellos son un tanto extremos: uno es muy bueno, el otro muy malo, uno es muy cariñoso, otro muy frío... y el caso es que, salvo alguna excepción, se mantienen fiel a su papel durante los tres libros, no evolucionan.

Visto lo visto a lo mejor pensáis "pero entonces, ¿qué te ha gustado?" Pues bien, me ha gustado que es una novela coral (últimamente le estoy cogiendo el gusto a las novelas que te cuentan y enlazan las historias de varios protagonistas), se me han hecho amenas y las he leído casi del tirón, pero sobre todo me han gustado las críticas a la clase social alta y reflexiones que hace Pancol sobre el miedo, no el de terror sino nuestros miedos (el tema central, sin duda, de la trilogía), y es que, siendo sincera, en ocasiones me he sentido identificada con Josephine y no, no es que me lo haya tomado como tres novelas de autoayuda, pero sí me ha hecho pensar en algunas cosas, lo cual está muy bien.

Y poco más puedo decir..., salvo que si se hubiera resumido la trilogía publicando la misma historia en una o dos novelas tampoco habría pasado nada, así que paso a dar una pincelada de cada una de las novelas:

LOS OJOS AMARILLOS DE LOS COCODRILOS
En la primera novela de la trilogía Katherine Pancol nos presenta a todo la familia de Josephine y el suceso que le ocurrirá será el desencadenante de todo lo que está por llegar.
En cuanto a trama, quizás es la que más me ha gustado de las tres.


EL VALS LENTO DE LAS TORTUGAS

En la segunda entrega de la trilogía algunos personajes se van mientras que otros vienen, lo que no cambia es la esencia de la historia: los dimes y diretes surgidos en el primer libro continúan y se enredan, si cabe, un poquito más.
Ésta segunda parte me ha enervado un poquito, las personas que ni viven ni dejan vivir me exasperan.

LAS ARDILLAS DE CENTRAL PARK ESTÁN TRISTES LOS LUNES
La última parte de la trilogía es la que me ha parecido más floja, el foco de la trama se desvía más al personaje de Hortense y Josephine (la supuesta protagonista principal, supuesta porque es coral, como ya dije) queda relegada en un segundo plano.
Además, el final se resuelve de una forma un poco abrupta, me habría gustado que detallara más el final de la familia en vez de dejarlo un tanto abierto.


PANCOL, Katherine. 2010. Los ojos amarillos de los cocodrilos. Madrid: La esfera de los libros. 552 p. ISBN 9788497349239.

Resumen: Joséphine Cortès es una mujer fracasada: su marido le ha abandonado, su hija mayor no le respeta, nadie valora su trabajo como experta en historia medieval y, además, ha vivido siempre bajo la sombra dominante del éxito de su hermana, la bella y rica Iris.

Pero Joséphine tiene algo que Iris no posee: sensibilidad, bondad y...otras muchas cosas que ni tan siquiera ella sospecha.
Esta es la historia de Joséphine. Pero es también la historia de muchas otras mujeres, las que somos, las que querríamos ser, las que nunca seremos y aquellas que quizás seamos algún día.

Una novela como la vida misma.

PANCOL, Katherine. 2010. El vals lento de las tortugas. Madrid: La esfera de los libros. 800 p. ISBN 9788493210328.

Resumen: La novela continúa con la vida de las y los protagonistas de Los ojos amarillos de los cocodrilos: Joséphine y Zoé se han instalado en un buen barrio de París gracias al éxito de la novela que finalmente ha reivindicado su verdadera autora.

Horténse se ha ido a estudiar moda a Londres y ve frecuentemente a Gary, el hijo de Shirley, quien también ha decidido vivir una temporada en Inglaterra. Philippe y su hijo también se han trasladado a Londres aunque van frecuentemente a París a visitar a Iris, ingresada en una clínica psiquiátrica por hallarse en una profunda depresión.

La madre de Joséphine y de Iris, Henriette, trama una venganza contra su ex marido y su amante, Josiane, quienes por fin han encontrado la felicidad y están extasiados con los poderes casi sobrenaturales de su hijo de meses.

De nuevo, un retablo de las vidas de unos personajes con los que los lectores de todo el mundo podrán sentirse identificados.

PANCOL, Katherine. 2010. Las ardillas de Central Park están tristes los lunes. Madrid: La esfera de los libros. 808 p. ISBN 9788499700854.

Resumen: La vida, a menudo, se divierte y, escondido en una palabra, una sonrisa, un billete de metro o el pliegue de una cortina, nos entrega un diamante capaz de colmar todas nuestras expectativas.

Para Joséphine el diamante podría ser la propuesta de su editor de que escriba una nueva novela, las llamadas de Philippe a las que no contesta o la incondicional amistad de su amiga Shirley. ¿Será Joséphine el diamante de Philippe? ¿Y cuál es el que persigue Shirley? Alrededor de estos tres personajes, todo un abanico de jóvenes -Hortense, Gary, Zoé, Alexandre- buscan también el diamante que ha de cambiar sus vidas para siempre, dejándose guiar por esas pequeñas piedras que van encontrando en el camino.

Porque si nos detenemos un instante, si observamos con atención y nos atrevemos a coger lo que nos ofrece una mano tendida, la vida, probablemente, no volverá a cubrirse de tristeza. Ni el sábado, ni el domingo, ni tampoco el lunes….

Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo

La víspera de casi todo, de Víctor del Árbol

¡¡Hola cronisteras y cronisteros!! ¿Qué tal el fin de semana? 
Siento haber retrasado de nuevo el día de reseña... no me ha sido posible publicarla antes, espero que no me lo tengáis en cuenta. Pero bueno, exceptuando este contratiempo, tengo que decir que estoy muy contenta por la acogida que tuvo el viernes la entrada que estrenó la nueva sección, ¡gracias a todos! En fin..., dicho esto, no me demoro más, ¡al lío!


No hace ni cinco meses que reseñé la primera novela de Víctor del Árbol, El peso de los muertos, pero... no puedo evitar reseñar ahora, que la tengo recién acabada, la última: La víspera de casi todo. No voy a negarlo, Víctor ya me había ganado antes de leer cualquiera de sus obras, simplemente con ver sus comentarios y su forma de hacer en las redes y de ver las opiniones de otros lectores ya sabía que iba a añadir a un autor más a mi lista de favoritos, y... tras leer, como comentaba antes, El peso de los muertos y visitarle en la Feria del Libro de Madrid el año pasado, así fue. Además, aunque tengo pendiente en casa Respirar por la herida, tenía muchas ganas de 'hincarle el ojo' a su último libro por varios motivos: 1) me llamó la atención cuando se publicó y más aún cuando fui a su presentación en Madrid, 2) me lo regalaron unos amigos por mi cumpleaños a sabiendas de las ganas que le tenía, 3) Víctor estuvo majísimo firmándome el libro en la Feria del Libro de Madrid de este año, y eso que le asalté en mitad del paseo y no en la caseta como debería ser y 4) como ya os he comentado varias veces, he vuelto hace poquito de Galicia y de pasear por Costa da Morte (donde está hecha la foto de cabecera de la entrada), lo que le da un punto extra, jeje.


Pero bueno, que me enrollo mucho... ¿Por dónde empezar a reseñar este libro? si os tuviera a mano para preguntaros ahora mientras escribo os preguntaría que os interesa saber primero: cómo son los personajes, de qué va la trama, en qué género lo encasillo, cuáles han sido mis sensaciones al leerlo... pero, por desgracia, no os tengo delante y me tengo que dejar llevar por mi libre albedrío, así que... a ver qué sale.

Náufragos a la deriva de su propia vida, los cuatro protagonistas principales de La víspera de casi todo arriban en Costa da Morte (escenario elegido por el autor por lo inhóspito del lugar) para perderse o... para encontrarse, según se mire y es que, como dice uno de ellos:

A veces hay que mantenerse un tiempo alejado del mundo para permanecer en él.

Juan Gelman, poeta con cierta relevancia a lo largo de la novela
Paola, Dolores, Mauricio y Germinal (los cuatro protagonistas antes mencionados) se encuentran en un remolino en el que las mareas de agua son su pasado, su presente y su futuro, sus miedos y sus esperanzas en una pugna por ver cuál de ellas se mantiene a flote. Pugna que hace que te adentres en la novela y, por tanto, en la vida de cada uno de sus personajes haciéndote querer saber, página a página, qué misterios entrañan cada uno de ellos, por qué procediendo de lugares tan dispares (Argentina, Portugal, Málaga...) han ido a coincidir en el fin del mundo.

Pero... creo que me estoy saltando cosas, ¿no? por ejemplo, decir que La víspera de casi todo es una novela coral en la que, para mí, los cuatro personajes citados antes son los principales pero no los únicos. Así como no son sólo cuatro las historias que forman la urdimbre de esta obra. Víctor del Árbol teje como nadie tramas varias en las que mezcla, sin que desencaje ninguna pieza, temas tan distintos como la muerte, la venganza, el miedo, el rencor, la culpa o el amor. Al igual que no flaquea a la hora de llevarte de un tiempo o lugar a otro: en una página puedes encontrarte recordando el trabajo que hiciste hace tres años y en la actual trabajar en lo que tienes en ese momento (tres años después) entre manos o bien puedes estar paseando por Buenos Aires y en la siguiente estar bebiendo whisky en Barcelona, y todo ello sin que el lector se pierda entre personaje, historia, escenario o tiempo... todo un mérito.

Sin embargo, considero que no hay que valorar esta novela por la técnica con la que está escrita (que para mí es impecable), sino por lo que transmite, que es mucho. Gracias a la forma de narrar de Víctor, que hace que visualices cada palabra, frase o escena con ese lenguaje tan suyo  y a la gran caracterización de los personajes, algunos, por no decir todos, os dejarán con la boca abierta, La víspera de casi todo, por una parte, transmite esa sensación de desasosiego, que te produce un leve malestar y te revuelve un tanto las entrañas, común a todas sus obras; pero, por otra parte, y algo contradictoriamente, te transmite paz porque, a pesar de todos los sinsabores y sufrimientos, los personajes siguen, aunque sea pendiendo de un hilo, aferrándose a la vida y combatiendo contra la tempestad.


ÁRBOL, Víctor del. 2016. La víspera de casi todo. Barcelona: Destino. (Áncora y Delfín, 1360). 416 pp. ISBN 978-84-233-5065-0.

Resumen: Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia.

Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el círculo que alivia su soledad.

El cruce de estas dos historias en el tiempo se convierte en un mar con dos barcos en rumbo de colisión que irán avanzando sin escapatoria posible.




Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo

3 días en Galicia y 3 escenarios literarios

¡¡Hola cronisteras y cronisteros!! ¿Ya de vacaciones?, ¿no? Bueno, tranquilos que es viernes y, sea como sea. es día de descansar y pasarlo bien, jeje.
Por mi parte, como ya os comenté por Twitter y en la entrada de este pasado miércoles (en la reseña de El silbido de la serpiente), la semana pasada estuve en Galicia con una gran amiga que, aparte de enseñarme su tierra y ser una magnífica anfitriona y guía turística, aprovechó mi visita para enseñarme algún que otro rinconcito literario (y otros muchos que nos quedaron por ver) puesto que es una lectora empedernida, igual o más que yo. Y he pensado "oye, ¿por qué no aprovechar estas estupendas vacaciones para inaugurar la sección de "Escenarios librescos"?, he tenido mis dudas porque escribir esta entrada significa mostrar un tanto de mi vida personal y soy un tanto reacia a ello, pero..., finalmente, aquí estoy. 


Tres han sido los días que he estado en la Tierra de Meigas, concretamente en la provincia de A Coruña y, como bien dice el título de la entrada, tres son los escenarios literarios que os vengo a contar:
  1. Uno de mis caprichos en estas vacaciones era visitar la Torre de Hércules, tanto su historia como su mitología y la luz del faro me llamaban a gritos y mi amiga no dudó ni un segundo en hacer mi deseo realidad. Dejando de lado mis sensaciones al llegar a la Torre, que creo que aquí no vienen muy a cuento, sí puedo decir que me pasé un buen rato mirando la Línea del Horizonte, la misma que Vicenzo Fontana contempla en El último día de Terranova de Manuel Rivas, porque, sí, el Faro es uno de los escenarios de la novela (escenario que también aparece fugazmente en La víspera de casi todo de Víctor del Árbol). Pero no es el único escenario que visité en A Coruña (en realidad casi tendría que decir que los escenarios visitados fueron cuatro, pero bueno, los he contado según ciudades, así que digamos que éste es un bis), en el extremo opuesto a la Torre de Hércules se encuentra Campo da Rata, escenario de las también novelas de Manuel Rivas El lápiz del carpintero y Los libros arden mal, espacio que alberga el Monumento a los republicanos fusilados en este lugar y los Menhires por la paz. 
  2. Otro antojo que tenía era ver algo (es imposible ver todo en un día) de Costa da Morte, así que ya teníamos destino para el segundo día. Podría señalar otros de los lugares en los que estuve de la Costa, pero... me voy a centrar en Muros y en el faro de Louro, por ubicar un lugar concreto sin más. Costa da Morte es el principal escenario de La víspera de casi todo de Víctor del Árbol (aunque antes comentaba que también aparece A Coruña y la Torre de Hércules). Aquí me podéis ver a los pies del Faro de Louro con la última novela de Víctor.
  3. Y por último, un pequeño homenaje, más que escenario, en Santiago de Compostela, donde podemos encontrarnos con Ramón del Valle Inclán sentado cómodamente ante unas vistas magníficas de la Catedral. 
En fin, este ha sido el pequeño recorrido por los escenarios librescos de A Coruña, como comentaba al principio me quedaron muchos por ver, así que... no me queda más remedio que volver dentro de no mucho (a ser posible con el buen tiempo que ha hecho esta semana, jeje). 

Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo

El silbido de la serpiente, de Aída del Pozo

¡Hola cronisteras y cronisteros! ¿Qué tal? Yo de vuelta de las vacaciones (si seguís mi perfil personal en Twitter (@SandraBlogCLCM) habréis visto que he estado unos días en Galicia), que han sido cortitas pero intensas y en las cuales he aprovechado para hacer alguna visita literaria, pero bueno, que esta entrada no es para daros envidia, jajaja, ¡¡vamos al grano!! (Anuncio: por cierto, si vosotros también os vais de vacaciones y no os queréis perder nada del blog, os podéis suscribir y recibir las entradas en vuestro correo electrónico).


La reseña de hoy es especial para mí, ¿por qué? porque fue la mismísima escritora, Aída del Pozo, la que se puso en contacto conmigo para presentarme su primera novela El silbido de la serpiente y ponerla a mi disposición para leerla y darle mi opinión a través del blog, como veis, una gran responsabilidad.

Debo reconocer que cuando leí el resumen del libro no me llamó mucha la atención, parecía una novela negra más de la que no sabía muy bien qué me iba a encontrar, pero... cuando empecé a leerlo me enganchó.

En El silbido de la serpiente, Aída del Pozo mezcla parte de novela negra y thriller psicológico, la cual lleva la 'voz cantante' y parte de novela erótica, que complementa y reafirma la anterior, en una trama en la que el hilo de unión es la violencia, centrada en el poder de dominio sobre el otro, la posesión.

Asimismo, sirven como nexo los tres protagonistas de la historia: uno principal y dos secundarios que orbitan alrededor del anterior.  El protagonista principal es el claro ejemplo de que la maldad en las personas no siempre es intrínseca, en este caso viene determinada por las circunstancias y experiencias vividas, por el pasado que no siempre se olvida, por la inseguridad creada, por la búsqueda de nuestro lugar en el mundo; lo cual no justifica los hechos llevados a cabo por este personaje, ni mucho menos, pero sí los explica. Mientras, los protagonistas secundarios, juegan el papel de las moscas que caen en la tela de araña, sumisos, enamorados, pilares ideales en los que sostenerse. Cada uno de ellos está muy bien trazado, con una personalidad y forma de ver las cosas propia, con un desarrollo psicológico bien planeado; sin embargo, y a pesar de su evolución a lo largo de la historia, no he conseguido empatizar con ellos, puedo llegar a entender (con un poco de esfuerzo, eso sí) al personaje principal, pero me cuesta mucho comprender, sobre todo, a uno de los personajes secundarios puesto que yo no actuaría del mismo modo.

Contada en primera persona por cada uno de los personajes (cada uno con su visión de los hechos y sus experiencias) con un lenguaje coloquial y sin tapujos ni remilgos, rozando a veces lo soez si así lo requiere la escena, Aída del Pozo nos va desgranando, poco a poco, a base de pequeñas pistas y jugando a la ambigüedad, la vida del personaje principal pero... sin llegar a  relevarnos quién es en realidad hasta el final. Lo anterior, unido a los giros inesperados que te vas encontrando desperdigados a lo largo de la trama, hace que tu curiosidad aumente y continúes leyendo, a ritmo acelerado, con ganas de saber el desenlace. No obstante, he de ponerle un pero y éste es que, para mi gusto, las escenas eróticas se hacen un tanto repetitivas en algunos momentos de la novela (aun dándole el aporte original y complementando ésta) llegando a eclipsar la trama psicológica y negra, la cual considero que tiene mayor fuerza, pero, a pesar de ello, es un buen debut y recomiendo su lectura.



POZO, Aída del. 2015. El silbido de la serpiente. Amazon. 210 p. ISBN 9781533401991.

Resumen: Llevo años sintiendo que soy un caparazón vacío. Me levanto cada mañana con la necesidad de hacerme con lo que los demás poseen y de lo que yo carezco: ese halo invisible que dota a las personas de sentimientos y distingue a los seres humanos de las bestias. Hace mucho tiempo que llegué a la conclusión de que no tengo alma. ¿Nací sin ella? Quizás la tuve pero me la robaron cuando mi padrastro se metió en mi cama con el tácito consentimiento de mi madre. Sin embargo, Candy, la mujer con la que convivo, se empeña en convencerme de que la poseo. Insiste en que la mía es un alma atormentada y llena de recovecos oscuros y profundos secretos, pero que está atrapada en este cuerpo que ella venera, clamando para que yo deje de creer que tan solo soy una carcasa. Quiso mostrármela a través del retrato que me hizo hace unas semanas. Entonces creí verla por un instante… Sin embargo, en mis amaneceres aún no existen días de primavera. Más allá de mis cuatro paredes todo me parece una cloaca y la gente me importa poco pues de los zombis que pululan a mi alrededor, solo necesito una cosa: sus almas. Y ahora debo salir a cazar. Tengo tanta hambre…

(Imagen de la entrada: collage con la cubierta de la novela e imagen de serpiente).

Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo