Historia de un canalla, de Julia Navarro

28 marzo 2016 -
¡¡Hola cronisteras y cronisteros!! Ya estoy de vuelta de las vacaciones, he hecho una escapada a Valencia que me ha venido genial para desconectar y descansar (que falta me hacía), por lo que ahora estoy con las pilas cargadas para llevar a cabo nuevas cositas, entre otras, algunos pequeños cambios en el blog (alguno ya habréis visto hoy), la pena es que lo bueno se acaba, hoy es lunes y toca volver al trabajo, en fin... Pero bueno, por ahora, os dejo con una nueva reseña.



Muchos de nosotros (iba a decir todos, pero a lo mejor hay alguna excepción que confirme la regla) hemos echado la vista atrás  y nos hemos preguntado qué hubiera pasado si en vez de haber hecho o dicho una cosa hubiéramos hecho o dicho otra, algunos nos lo preguntamos cada cierto tiempo (yo casi todos los días), otros se lo plantean ya en el lecho de muerte haciendo un recorrido de cómo podría haber sido su vida y cómo ha sido en realidad. Este último es el caso de Thomas Spencer, el protagonsita de Historia de un canalla y el que le da voz a la novela en primera persona.

Sí, habéis leído bien, Thomas Spencer es el personaje al que Julia Navarro llama, muy eufemísticamente, "canalla" (supongo que definirlo de otra manera habría quedado muy malsonante) y la que se cuenta es su vida dividida en cuatro bloques (Infancia, Juventud, Madurez y Declive) con varios capítulos cada uno, excepto el epílogo (una quinta parte) que sólo contiene uno con unas pocas páginas. A lo largo de estos capítulos, que llegan casi a las 900 páginas, vemos cómo son las relaciones del protagonista consigo mismo y con todos aquellos que le rodean: familia, mujeres, pareja, amigos... y, sinceramente, en ninguna de ellas sale bien parado.

Ciertamente, y aunque sabéis que no es mi estilo desvelar nada de la trama, la novela tiene muchísima miga: la dualidad del Hombre (entiéndase hombre y mujer, que ya con el tema del sexismo en el lenguaje una no sabe cómo acertar) entre su ser individual y su ser social, la relaciones familiares: ¿la sangre une de verdad?, los malos tratos a las mujeres, la ambición por llegar al poder, sobre todo de los políticos, y la manipulación tanto de los medios de comunicación como de la publicidad de la sociedad, por lo que bien se podría hacer una tesina enfocándola desde distintas disciplinas: psicología, sociología, política o publicidad, principalmente.

Por su parte, los personajes (todos: el protagonista y los secundarios) tienen un guión muy marcado del que no salen en ningún momento: uno es el bueno, otro el sumiso, otro el ambicioso, otro la víctima..., que si bien sabes qué puedes esperar de cada uno, también hace que, en muchísimas ocasiones, te cuestiones si es necesario esa rigidez en el guión puesto que, aun dentro de su papel, hacen actos, situaciones,  diálogos... que no compartes, los cuales, muchos de ellos, corresponden a los personajes femeninos (confieso que el papel que se le ha dado a las mujeres es lo que menos me ha gustado de esta historia).

En cuanto al estilo, la historia está narrada con un lenguaje sencillo, coloquial, con frases cortas y directas que hacen que la lectura sea rápida (a lo que también ayuda el tamaño de la letra). En la narración se intercalan textos en cursiva que reflejan "el que podría haber pasado si..." lo cual me ha parecido original.

Como veis, Historia de un canalla me ha gustado bastante, a pesar de las malas opiniones que había leído antes de embarcarme en su lectura, quizás el que haya sido la primera novela que he leído de la autora ha influido en positivo. Por norma general, todas las opiniones que he leído coinciden, principalmente, en tres aspectos:
  • La historia es muy lineal: sí, puede ser, se centra sólo y exclusivamente en la maldad del protagonista y en cómo su carácter afecta a todo lo demás, pero no creo que le pegue otra forma de narración a la intención de la trama.
  • Los intercalados en cursiva, de los que ya hablé antes, se hacen pesados: no ha sido mi caso, como ya dije, me ha resultado original, de hecho he echado alguno en falta que supongo habrá sido un despiste en la maquetación. Además, no descarto utilizarlo en experiencias propias, puede ser una buena terapia ya que las cosas que vemos escritas, normalmente, las asimilamos mejor.
  • Le sobran páginas: a mí se me han pasado rápido, no se me han hecho excesivas, aunque también es cierto que si el libro hubiera tenido menos tampoco habría pasado nada.
En resumen, he de decir que la novela no es fácil de leer, pero no es su lenguaje o estilo lo que dificulta su lectura, no, es su carga emocional, ya que ser capaz de digerir las "hazañas" del protagonista es complicado y empatizar con él también, aunque en algunos momentos muy determinados lo he llegado a entender (¿por qué nos vemos 'forzados' a hacer cosas que no nos apetecen, que no sentimos, sólo por el hecho de que es lo políticamente correcto, lo adecuado, según la sociedad o cultura, de hacer? Pero, aún así, la recomiendo aunque haya que buscar un momento adecuado y mentalizarse antes sobre lo que te vas a encontrar para ponerse con ella.

NAVARRO, Julia. 2016. Historia de un canalla. Barcelona: Plaza & Janés. 863 pp. ISBN 9788401017391.

Resumen:  Thomas Spencer sabe cómo conseguir todo lo que desea. Una salud delicada es el precio que ha tenido que pagar por su estilo de vida, pero no se lamenta por ello. Sin embargo, desde su último episodio cardíaco, una sensación extraña se ha apoderado de él y en la soledad de su lujoso apartamento de Brooklyn, se suceden las noches en que no puede evitar preguntarse cómo habría sido la vida que conscientemente eligió no vivir.

El recuerdo de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, entre Londres y Nueva York en los ochenta y noventa, nos descubre los turbios mecanismos que en ocasiones emplean los centros de poder para conseguir sus fines. Un mundo hostil, gobernado por hombres, en el que las mujeres se resisten a tener un papel secundario.
Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo

Presentación "La víspera de casi todo" de Víctor del Árbol

14 marzo 2016 -
¡¡Hola cronisteras y cronisteros!! ¿Qué tal todo? De nuevo lunes, odioso lunes, pero... bueno, yo ya huelo a vacaciones, ¿vosotros no? Hoy os traigo, con cierto retraso, lo reconozco, otra presentación de libro, y es que o me tiro rachas sin ir a ninguna o empalmo unas con otras, jeje.

víspera, casi, todo


Aunque La víspera de casi todo salió a la venta el pasado 9 de febrero, los madrileños tuvimos que esperar, ansiosos, hasta el pasado día 1 (de marzo) para ver a Víctor del Árbol (que llegó, a una librería atiborrada por sus lectores, tan simpático como siempre, junto con su editora Ana y el periodista Juan Carlos Galindo) presentar su nueva novela.

Tras el inicial saludo y preámbulo por parte de Ana y de una pequeña introducción de Juan Carlos en la que comentaba a grandes rasgos lo que le había parecido la novela, comenzó la presentación en sí a modo de entrevista en la que Juan Carlos preguntaba y, lógicamente, Víctor contestaba. Entre las preguntas realizadas se encuentran las siguientes*:
  1. ¿Por qué en La víspera de casi todo llevas a tus personajes a un lugar tan inhóspito? Es una novela de huida, de personajes que huyen, de náufragos y Costa da Morte es tierra de náufragos, es un lugar que imprime carácter y que no admite concesiones porque los elementos son tan viscerales que uno no tiene más remedio que adaptarse a una tierra que no es amable, al igual que no lo son ni el mar, ni el clima ni la gente (aunque no sea mala gente).  
  2. ¿Cuándo construyes un personaje que vive situaciones duras, complicadas, no hay veces que piensas "me estoy pasando"? No, no tengo la sensación de pasarme, sólo me pongo un límite que es el de no caer en lo pornográfico, en lo excesivo por anecdótico. En esta novela he creado personajes con los tres círuclos concéntricos: el círculo exterior o la vida pública (lo que nosotros conocemos de los demás), el privado (el que compartimos sólo con nuestro entorno, la familia, los amigos), y la vida secreta (que es aquella vida que no nos atrevemos a reconocer ante nosotros mismos, cuando tenemos pensamientos, sentimientos, instintos que no queremos reconocer, que nos asustan).
  3. En La víspera de casi todo no hay un malo malísimo ¿por qué? No quería dar ni a los personajes ni al lector una escapatoria fácil, alguien a quien poder culpabilizar.
  4. Tus otras novelas están ambientadas en un contexto histórico, pero ésta no ¿por alguna razón? Las personas también somos historia. En esta novela los protagonistas no están condicionados por la historia del exterior, del lugar o época en el que viven, sino por la suya propia, ¿qué somos: pasado presente o futuro?
  5. ¿En qué categoría encuadrarías a La víspera de casi todo? ¿en novela negra, quizá, por eso de que uno de los personajes es policía? No me gustan las etiquetas, pero en caso de tener que ponerla, tampoco sería la de novela negra. La novela negra actual es la que cuestiona la sociedad, la ética y la moral a día de hoy, pero en esta novela no hay ese trasfondo.
  6. ¿Qué esperas del lector, qué respuesta esperas de él al escribir? Del lector busco la empatía, la complicidad de poder compartir .
Aparte, se habló de la narrativa de Víctor en general, sin concretar en ninguno de sus libros, y así pudimos saber que considera que al escribir todos ellos ha encontrado la honestidad, a la que define como "ese punto que se alcanza en la vida donde lo que se siente, piensa, dice y hace se pone en cierta concordancia". También que en todas sus novelas hay un hilo conductor, pero que éste no es el dolor o sufrimiento, sino la capacidad del ser humano de negarse a aceptar las cosas, de querer cambiar, lo que hace que sus personajes sean rebeldes y no conozcan la resignación, lo que hace que al final encuentren un motivo para aferrarse a la vida. 

Y, como colofón, nos descubrió que ahora mismo se encuentra embarcado en la exploración del amor en la tercera edad escribiendo una historia de amor de dos personas que se conocen en un geriátrico. 

Al acabar, Víctor se quedó firmando libros, los de todos, creo, salvo el mío, que el presupuesto es limitado y creo que tendré esperar a la Feria del Libro de Madrid para poder comprarlo (mientras voy ahorrando, jeje).


* Las preguntas y respuestas no están escritas de forma literal, pero casi, he abreviado las respuestas de Víctor porque, en alguna ocasión, dio, para mi parecer, más información de la deseada, y las preguntas están un poco replanteadas para seguir bien el ritmo, pero la esencia es la que es.

ÁRBOL, Víctor del. 2016. La víspera de casi todo. Barcelona: Destino. (Áncora y Delfín, 1360). 416 pp. ISBN 978-84-233-5065-0.

Resumen: Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia. 

Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el círculo que alivia su soledad. 

El cruce de estas dos historias en el tiempo se convierte en un mar con dos barcos en rumbo de colisión que irán avanzando sin escapatoria posible.


Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo

Presentación de "En tierra de Nadie" de Olalla García

01 marzo 2016 -
¡¡Hola cronisteras y cronisteros!! ¿Qué tal? ¿Padeciendo mucho el frío? ¡¡Yo sí!! Detesto el invierno y estoy deseando que llegue el buen tiempo para poder remplazar los guantes, la bufanda, el abrigo, las botas... por las sandalias, las faldas y las camisetas de tirantes. En fin... dejo de soñar y de contaros mis penas para hablaros de algo que seguro que os interesa más.



El pasado día 25 (jueves) acudí a la presentación de la nueva novela de Olalla García: En tierra de Nadie. Sinceramente, no conocía a la autora y me deje llevar porque junto a ella iba a estar Jorge Magano, así que no puedo más que dar las gracias a Jorge por descubrírmela, me ganó con su sencillez.

La presentación comenzó con una breve introducción de Carlos Alonso (que se encuentra a nuestra derecha en la foto), editor de Pàmies, en la que contó cómo Olalla, temerosa y sin saber muy bien en qué género encuadrar su historia, le había hecho entrega de la novela para que la leyera con el fin de ver si se publicaba o no. Según contó Carlos, sólo tardó un día en leerlo y le gustó tanto, sobre todo el final, que a los tres días (el segundo lo tomó para 'reposar' la lectura) llamó a Olalla para decirle: "¡adelante!".

Luego llegó el turno de Jorge, que también hizo un pequeño preámbulo en el que explicó que al principio fue reacio a leer la novela de Olalla por falta de tiempo, que después pensó que al constar de 12 capítulos podía leer uno por día sin que le quitara mucho tiempo y que terminó por leerse la novela en dos días porque estaba enganchado a ella, para coincidir con Carlos en que el final es de los que deja con la boca abierta, tanto que lo tienes que releer. Y dicho esto, Jorge continuó haciéndole una pequeña entrevista, que no por pequeña fue poco interesante, sobre el libro, cómo se había llevado a cabo y lo que había supuesto para ella escribirlo. Y de esta entrevista los allí presentes obtuvimos estas conclusiones:
  • Como ya se ha mencionado, el final es totalmente inesperado, tanto que, debido a ello, Olalla no sabía muy bien en qué género encuadrar su historia, como ya comenté antes.
  • Parece ser que no es el típico thriller adictivo y entretenido, sino que, según Magano, es adictivo, entretenido pero, también, se trata de una novela con mensaje de los que dejan poso.
  • Las editoriales tienen un papel relevante en la trama, al igual que los videojuegos: mezcla trabajo y afición. Por una parte, Olalla trata la dificultad de abrirse camino en el mundo editorial, y por otra habla de los videojuegos, los cuales, para ella, van avanzando como narradores de historias.
  • Otro tema tratado en la entrevista fue el giro de género llevado a cabo por Olalla, quien hasta ahora se había centrado en la novela histórica: a qué se debía el cambio, las diferencias que había encontrado a la hora de escribir un thriller basado en la época actual respecto al género de novela que estaba escribiendo hasta ahora, si tenía pensado repetir... A estas preguntas la escritora respondió que la historia de En tierra de nadie se empezó a gestar cuando estaba escribiendo su novela anterior y que se debió al momento en el que estaba pasando en ese momento, por lo que considera que ésta ha sido una válvula de escape. También comentó que le resultó más fácil escribir esta última novela que las anteriores. ya que en la novela histórica hay que cuidar más el lenguaje, la documentación, la ambientación y, además, es bastante más rápida de escribir.
  • De ahora en adelante va a ir alternando la novela histórica con la novela de intriga o negra.
Dicho todo esto, creo que sólo queda leerse el libro, ¿no? Yo desde luego lo voy a hacer.


Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo